Consejos para cuidar la piel en verano

Compartir

¿Estáis preparados para le llegada del verano? Dentro de una semana comienza oficialmente el verano. Esto significa que tendremos que cuidar y proteger nuestra piel ya que quedará más expuesta a la radiación solar debido a que estaremos más tiempo en la calle, concretamente en la piscina, en la playa o en el campo.  Como sabréis, el sol tiene efectos beneficiosos, pero también nocivos para la salud, especialmente en la piel. Durante la época estival no podemos bajar la guardia ya que es la única manera de evitar que nuestra piel acabe deshidratada, seca, quemada, con signos de fotoenvejecimiento…

Si queréis lucir una piel radiante y sana en verano, os recomendamos seguir los consejos que os vamos a dar desde Mapaysalud.

¿Cómo tener una piel radiante en verano?

Si queréis que vuestra piel no sufra las consecuencias nocivas del verano, seguid estas pautas:

  • Piel limpia e hidratada. La limpieza es clave para cuidar y mantener sana la piel. Más allá de la ducha, recuerda limpiar tu cara por la mañana y antes de acostarte. Después de lavarte, seca bien tu piel y aplícate una buena crema hidratante en el rostro. En el caso del cuerpo, os recomendamos el aftersun ya que además de hidratar, calmará y reparará la piel tras la exposición solar. Además, alargará el bronceado.
  • Protección solar. Ten siempre a mano tu protector solar. Recuerda comprar un protector solar específico para el rostro y otro para el cuerpo. Aplícate la crema solar siempre que salgas de casa e incluso para ir a trabajar o para tomar algo con los amigos o la familia en la terraza. Recuerda que la aplicación se debe repetir cada dos horas ya que pasado ese tiempo va perdiendo eficacia la protección. El protector solar protegerá nuestra piel evitando las quemaduras, el fotoenvejecimiento –arrugas, manchas cutáneas…- y el cáncer de piel.
  • Cuidado con la exposición solar. Si quieres tomar el sol, recuerda que la exposición no debe durar más de 15 minutos. Pasado ese tiempo, deberás ponerte a la sombra. Bajo ningún concepto tomes el sol a las horas centrales del día ya que lo único que conseguirás es dañar y estropear tu piel.
  • Elimina el cloro o la sal. Tras una jornada en la piscina o en playa, deberás ducharte para eliminar los restos de cloro o de sal que han quedado en tu piel. De esta forma contribuirás a su mantenimiento y evitarás la deshidratación.
  • Cuida la alimentación. La alimentación también es clave para lucir una piel sana y radiante. Os recomendamos aumentar el consumo de frutas y verduras ya que son alimentos ricos en vitaminas y antioxidantes. Asimismo, bebe agua para mantener el organismo hidratado.
  • Descansa y duerme entre 7 y 8 horas ya que es esencial para mantener la piel en buen estado.

cuida tu piel en verano

Disfruta del verano, pero no te olvides de cuidar y proteger tu piel ya que es una de las épocas donde más sufre y se daña nuestra epidermis. Para más información sobre cómo cuidar tu piel o qué tratamientos de belleza se recomiendan hacer en verano, contacta con nosotros.