Parafina: beneficios y tratamientos de belleza

Compartir

¿Alguna vez te has hecho un tratamiento de belleza con parafina? ¿Quieres sabes los beneficios que nos aporta esta sustancia a nuestra piel? En los últimos años, la parafina ha adquirido gran protagonismo en el mundo de la estética ya que proporciona una alta y profunda hidratación a la epidermis llegando hasta las capas más profundas. Más allá de mejorar el aspecto de las manos, pies y rostro, la parafina es utilizada porque es capaz de aliviar los dolores musculares así como de la artrosis o de las contracturas, entre otras dolencias.

La mejor época para realizarse un tratamiento con parafina será en otoño e invierno ya que es cuando se producen los cambios bruscos de temperatura. De esta forma, combatiremos la pérdida de agua de la piel y por tanto, evitaremos que la epidermis se reseque y pierda vitalidad.

Los tratamientos faciales así como la manicura y la pedicura con parafina están especialmente recomendados para aquellas personas que tienen la piel muy castigada, con problemas de deshidratación, con falta de elasticidad o con la piel agrietada y descamada. Cuando aplicamos la parafina sobre la piel estamos ayudándola a hidratarla por lo que lucirá más sana, luminosa y rejuvenecida. Aunque es una sustancia cerosa y sólida que proviene del petróleo, el uso de la parafina es totalmente seguro y muy beneficioso para el correcto cuidado de la piel. Al aplicar la parafina sobre la piel, se formará una película con el objetivo de mantener la temperatura de la epidermis. Se puede decir que actúa como un aislante térmico que evita la pérdida de agua a la vez que elimina las toxinas.

Los tratamientos cosméticos de parafina deben ser realizados por profesionales, especialmente en la zona del rostro. En Mapaysalud podrás realizarte desde manicura o pedicura con parafina hasta una limpieza facial con parafina. Antes de aplicar esta sustancia, se deberá limpiar la zona a tratar. En el caso de las manos y pies, se deberán sumergir en un recipiente que contiene parafina. Se deberán separar los dedos para cubrir toda la superficie. Una vez cubierta toda la zona, se deberá retirar y esperar a que la parafina se solidifique. En el caso de los tratamientos faciales con parafina, se deberá aplicar con la ayuda de una brocha sobre una gasa para facilitar el proceso de retirada. Se aplicarán aplicar unas cuantas capas para conseguir el grosos adecuado. La parafina será retirará a los quince o veinte minutos.

¿Quieres conseguir una piel suave, tersa y con un aspecto perfecto? Ven a Mapaysalud donde podrás hacerte la manicura, pedicura o una limpieza facial con parafina. De esta manera, conseguirás lucir una piel hidratada, suave y con un aspecto más relajado. Prueba nuestros tratamientos con parafina y disfruta de todos sus beneficios.